Consulta privada:

Terapia sexual

 

Con la experiencia de más de 25 años como terapeuta, he podido darme cuenta que el malestar sexual no es sólo el tener una disfunción sexual, como falta de deseo, dificultad eréctil o anorgasmia. Muchas veces, en distintos momentos de la vida, podemos  sentir insatisfacción en nuestro encuentro con otro y no estar contentos con nuestra vida sexual. La terapia sexual está encaminada a mirar los problemas e inquietudes que tenemos respecto de nuestra intimidad, desde nuevas ventanas, a través de las cuales ir descubriendo nuestras verdaderas necesidades en materia sexual.

Mi función como terapeuta es apoyar a que cada persona que consulta puede identificar su malestar, adquiriendo elementos comprensivos de aquellos determinantes que pudieron intervenir en el origen de éste. Pero por sobre todo, el objetivo es clarificar  el qué de la situación actual está impidiendo el cambio, un cambio que hoy se hace necesario, a la luz del malestar. El objetivo se cumple si mis pacientes perciben que su vida sexual ya no es un tema, sino más bien se integra a la vida cotidiana, desde el disfrute y relajo.

 

Terapia de pareja

La vida en pareja, nos sitúa en un escenario que desafía constantemente al desarrollo de una realidad común y nueva, al mismo tiempo que cuidamos y nutrimos nuestra individualidad.  El viaje es siempre desconocido, no es posible enfrentar la vida en pareja sin tener la experiencia de vivir en pareja. Debemos aprender a conciliar, negociar, acordar, ceder, ganar y perder, pero más importante aún, aprender que el desacuerdo, el enojo o el conflicto no son sinónimos de desamor. La relación de pareja debe ser un espacio donde ambas personas decidan continuamente “estar”, porque les aporta vida, los nutre y apoya en su desarrollo. La relación de pareja requiere esfuerzo, voluntad y transformaciones que conduzcan a un espacio donde el tu y yo, da como resultado un “nosotros”.

Cuando una pareja ha decidido entrar a un espacio terapéutico generalmente es porque hay sufrimiento, incomodidad, tensión y a veces rabiosidades en el espacio con el otro. Obviamente ambos miembros nunca tendrán la misma experiencia o sensación frente a lo que hoy sucede en el “nosotros” y eso es justamente lo que enriquece, en un contexto de escucha respetuosa, el análisis de los problemas. Como terapeuta de parejas mi trabajo será volver a poner en el centro a la pareja, quedando las individuales supeditadas al espacio de encuentro común. No hay dos pacientes, hay solo uno, la relación, y es allí donde se enfocarán las intervenciones que permitan a cada miembro clarificar la elección y su responsabilidad en la continuidad del proyecto común.

Talleres  y conferencias (organizaciones públicas y empresas privadas)

“El desarrollo de lo erótico”

El reencuentro de la sexualidad con sus bases reales, es decir a través de la utilización de los sentidos, nos impone el desafío de desarrollar nuestra sensorialidad si queremos tener una “buena” vida sexual. Cultivar y enriquecer cada uno de nuestros sentidos, nos conecta con la esencia misma de una vida sexual sana, realista y placentera. De la misma forma, el uso de la fantasía, la imaginación y la visualización, aporta el ingrediente original e individual a la experiencia sexual conjunta. Estos espacios de taller le ayudarán a descubrir más acerca de su erotismo y su particular forma de provocación sexual.

“Bienestar sexual en pareja”

En Chile aun existen muchas creencias populares, actitudes intolerantes y practicas negativas que estropean el camino conjunto de aprendizajes y ajustes a la experiencia sexual en el contexto de la vida en pareja. La sexualidad es un derecho de las personas para ser gozado y compartido con nuestras parejas a plenitud. El encuentro sexual es una aventura de dar y recibir placer, sin exigencias de ningún tipo. Son los amantes, en su intimidad, los que determinan lo permitido o no dentro de su interactuar sexual. Este espacio busca enriquecer la percepción de la población respecto de la vida sexual en pareja, desmitificando ideas y estereotipos que nos exigen y enferman.

“Vida de pareja: con el amor no basta”

Ser pareja no significa ser “el uno para el otro”, “encontrar a la media naranja” “ser felices para siempre”. Ser pareja y hacer pareja es a mi juicio un acto decisional, que implica hacerse cargo de una elección. Cuando decido estar en pareja, decido al mismo tiempo que ya no estaré solo y por lo tanto que deberé compartir, conciliar, acordar y por sobre todo aplicar voluntad cuando el enamoramiento inicial de paso a la realidad de  un otro diferente a mí. En el ámbito intimo, la actividad sexual en el contexto de la pareja estable, posee cualidades particulares que implican el desarrollo y enriquecimiento compartido de los espacios de seducción y erotización, habilidades de negociación sexual, diálogos sobre el placer y por sobre todo la búsqueda de nuevos motivos para mantener una vida sexual continua y placentera.

Cursos de formación para profesionales de la salud y la educación

Calidad de atención en salud sexual y reproductiva (SSR)

Este espacio de formación está diseñado, sobre el supuesto que otorgar una atención de calidad implica la combinación de aspectos técnicos y humanos sinergizados para resguardar los derechos y las necesidades de las personas en SSR. Brindar una buena atención involucra aspectos como la pertinencia, oportunidad y efectividad de las acciones. Pero también considera las percepciones y actitudes individuales y socioculturales de cada usuaria/o.

Brindar calidad en la atención en SSR implica profesionales capaces de centrar su servicio en las necesidades de las y los usuarios/as incorporando en la atención, conceptos  tales como libertad, equidad, responsabilidad, cuidado, placer y bienestar que permitan a hombres y mujeres una vivencia sexual saludable y placentera.

Un espacio de formación colectiva para profesionales de la salud y tomadores de decisiones interesados en mejorar sus potencialidades como agentes de cambio.

 “Educación sexual” curso de formación para profesores y lideres comunitarios

La salud sexual es el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y permite el ejercicio de los derechos sexuales, como “el derecho a la educación sexual integral”. La educación sexual se inicia con el nacimiento y dura toda la vida involucrando, en condiciones favorables, a todas las instituciones sociales. La sexualidad requiere de una guía, de un proceso de enseñanza aprendizaje que conduzca al individuo a un desarrollo psicosexual tal, que favorezca la relación consigo mismo y con los otros, en un contexto de responsabilidad, congruencia y autonomía. La educación de la sexualidad no sòlo debe proporcionar una base de conocimientos sobre la sexualidad humana. Es reconocido que la información sexual por sí sola no basta; también debe incluir el desarrollo de destrezas, con el fin de promover una actitud y  conducta positiva y responsable hacia la sexualidad. La educación sexual no sólo es un derecho de todo ser humano, sino que es un deber ineludible para la familia, la escuela y la sociedad en su conjunto. Todos y todas estamos llamados a aportar a que niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos tengan la oportunidad de desarrollar esta dimensión fundamental de su ser.

Supervisiones clínicas

Este espacio es una invitación a colegas y profesionales de la salud  que estén desarrollando consejería o terapia sexual y/o de pareja, a supervisar sus casos con el objetivo de enriquecer la mirada terapéutica y aprender nuevas técnicas y herramientas de trabajo. Mi objetivo es aportar desde el oficio a nuevos terapeutas y a las nuevas generaciones de profesionales de la salud de manera de generar mayores y mejores espacios que potencien la salud sexual y reproductiva y la vida en pareja.

© 2016 Patricio Jünemann