El poder de las mujeres en la cama.


Ser una mujer empoderada en la cama parece haber sido mal entendido por algunas de mis congéneres...




Ser Power en la cama parece haber sido mal entendido por algunas de mis congéneres. ¿Qué es el poder en la intimidad?
¿Es acaso sinónimo de autoridad, o de asumir el rol de "directora de onda"? ¿Será instrumentalizar el sexo y al amante?, ¿"tener todo bajo control" o no mostrar debilidad? ¿Ejercer poder en la cama será no dejarse dominar o no entregarse?

Este es un "temazo" en el espacio terapéutico en la actualidad.

En mi experiencia como terapeuta sexual, he podido escuchar y observar una variedad de malestares en la pareja relacionados al rol que estamos adoptando, nosotras las mujeres, en el espacio sexual.


Los malestares van desde el impacto que tiene en la intimidad una mujer demasiado explícita, sin ninguna disposición ni posibilidad de caer en el juego de la seducción, hasta aquella que intenta ser eficiente y optimizar los tiempos, restringiendo la práctica sólo a aquello que funciona para su propio orgasmo.. y nada mas!.

En ese contexto, una pregunta que se repite en mis pacientes hombres es ¿que les pasa a las mujeres?...Ser poderosas no se trata de anular el poder de ellos, se trata de compartir.

Y quiero ser clara respecto de este tema. Creo que el problema no radica en que las mujeres tengamos voz y voto respecto de lo que ocurre en una práctica sexual, y más aún que no tengamos poder sobre nuestros cuerpos y lo que queremos hacer/gozar con ellos. El problema radica en que esto no puede invisibilizar a nuestro compañero de juego. Si queremos gozar del sexo de a dos, necesariamente debemos tener en cuenta que este juego es de intercambio y placerización mutua.
Asi que si nuestra intención es ser poderosas en la cama, no nos confundamos. Tener poder en la intimidad se traduce en:
*saber lo que se quiere y se necesita para activar nuestro placer
*ser receptiva a la exploración que puede traer beneficios (no esquiva)
*saber guiar eróticamente a nuestro amante respecto del ritmo, matiz y contenido del juego que queremos jugar ( sin dirigir u ordenar)
*Y muy importante, saber Negociar!! solo se puede negociar cuando se tiene claro el poder que se detenta.





Posts Destacados
Posts Recientes

© 2016 Patricio Jünemann