Las Mujeres y el sexo en la actualidad

13/05/2014

Estimadas, es importante que nos hagamos cargo de los cambios que se han suscitado en las últimas décadas y que nos permiten hoy tener una sexualidad más integrada con nuestra identidad. Me explico, si antes ser mujer era un término que se agotaba en el ser madre, hoy ser mujer  se conecta a muchas otras dimensiones de la vida. Hoy las mujeres podemos definir nuestra identidad desde todos los roles que desarrollamos y a través de los cuales aportamos a nuestra sociedad, de la misma forma que podemos afirmar que nuestra sexualidad nos pertenece y forma parte sustancial de nuestras vidas.

Y no estoy solamente hablando de sexo; me refiero más bien al derecho  de definirnos también como sujetos sexuados, con una  corporalidad que disfruta y genera placer, con derechos sexuales que nos permiten decidir desde cómo vestirnos y  hasta con quién deseamos tener intimidad sexual y cuándo deseamos tenerla, con poder para decidir el momento en que deseamos ser madres, en fin,  hoy, gracias a la lucha de tantas otras mujeres, gozamos  de una sexualidad más vivida, una sexualidad con derecho a ser expresada .

Y ahora toca a las nuevas generaciones los siguientes desafíos en torno a la sexualidad.  Si bien hoy tenemos una sexualidad más integrada, ello no significa que esté desarrollada.  Probablemente hoy la deuda con nosotras mismas está en no hacer de nuestra sexualidad algo similar a los hombres. De la misma forma, corresponde hoy también aceptar las miles de formas que adopta la expresión sexual y la necesidad sexual en las mujeres.

Hoy el desafío para las jóvenes mujeres, está en reivindicar el derecho a hacer de la vida sexual algo que se corresponda con lo que es cada cual, una vivencia sexual que responda a las propias necesidades y no a la de otros o a mandatos sociales respecto de lo que debiera ser la sexualidad femenina.

Las mujeres más grandes y consolidadas, debemos tratar de mirar la intimidad sexual como un sentir más que como un tener que hacer, liberarnos de tensiones y esfuerzos y dejar que nuestros cuerpos nos guíen en la fantástica tarea de disfrutar corporalmente.

Quiero invitarlas a  ser más activas, más busquillas, experimentadoras, abiertas. Dejemos de pelear con los hombres porque no nos conocen y dediquémonos a conocernos.  En la medida que nos validemos como seres sexuados, haremos de nuestros comportamientos sexuales algo más fluido, menos estereotipado, más propio y singular.

Please reload

Posts Destacados

Con Derecho al autoerotismo en la madurez.

27/05/2020

1/5
Please reload

Posts Recientes
Please reload

© 2016 Patricio Jünemann